• A A A C
  • Alberto Hurtado Cruchaga

    Biografía

    alberto_hurtado

    Fuente: http://www.emol.cl

    Junto con denunciar las malas condiciones laborales y la vulneración que significaba el trabajo infantil, fue un promotor y defensor del derecho a la sindicalización de obreros/as y campesinos/as.

    Alberto Hurtado Cruchaga nació el 22 de enero de 1901 en Viña del Mar. Luego del fallecimiento de su padre, en 1905, la familia se trasladó a vivir a Santiago. A los ocho años entró a estudiar al Colegio San Ignacio. En él conoció al sacerdote jesuita Fernando Vives, conocido por su preocupación por los y las trabajadores/as más pobres, quien marcó su vida espiritual, sobre todo por sus enseñanzas basadas en la encíclica social Rerum Novarum (1891), donde la Iglesia Católica reafirmó su compromiso social. Luego de completar sus estudios de derecho en la Universidad Católica, ingresó a la Compañía de Jesús, en la cual fue consagrado sacerdote y se desempeñó como profesor en el Colegio San Ignacio y en la Universidad Católica. Falleció a los 51 años de edad. En 1994 fue beatificado y once años después fue canonizado por la Iglesia Católica.

    Alberto Hurtado vivió en una época en la cual existían escasos niveles de protección social hacia los trabajadores y trabajadoras del país. Motivado por su sensibilidad social, Alberto Hurtado intentó cambiar esta realidad, a través de sus estudios, sus trabajos voluntarios y sus publicaciones académicas, presentando una crítica social y denunciando la explotación que tanto trabajadores como trabajadoras padecían. Al mismo tiempo, utilizó su rol de sacerdote católico y la visibilidad pública que ese rol le otorgaba para promover y defender entre los trabajadores y las trabajadoras el derecho a la sindicalización. Su objetivo era facilitar su organización para lograr instancias de comunicación que les apoyaran en la lucha por sus demandas.

    Alberto Hurtado se involucró desde muy joven con la realidad de las clases trabajadoras chilenas. Entre los 17 y 22 años, mientras estudiaba derecho en la Universidad Católica, se desempeñó como profesor voluntario en el Instituto Nocturno San Ignacio, donde entró en contacto principalmente con estudiantes obreros. Su sensibilidad respecto a las injusticias sociales lo motivó a escribir, en 1921, una tesis de bachillerato sobre el problema del trabajo infantil. Por lo mismo, luego de egresar en 1923 de la Facultad de Leyes, presentó una memoria titulada “El trabajo a domicilio”. En ambos trabajos académicos denunciaba las miserables condiciones de trabajo y la escasa protección legal que tenían niños, niñas y mujeres trabajadoras. En estos estudios, se refiere a la escasa remuneración, las indignas condiciones laborales, la amenaza a la salud que significaba el trabajo infantil y la falta de sindicalización, en el caso de las costureras. Ante estas situaciones proponía como solución la intervención del Estado, por medio de una legislación que protegiera a los trabajadores y las trabajadoras de los abusos del libre mercado. Si bien su propuesta no se tradujo concretamente en una ley, su denuncia contribuyó a concientizar socialmente sobre la necesidad de brindar mayor protección a grupos que, en ese momento, eran especialmente vulnerados en sus derechos.

    Después de formarse como jesuita en Bélgica, regresó al país en 1933 y se desempeñó como profesor de la Universidad Católica y del colegio San Ignacio. En 1948 fundó la Asociación Sindical Chilena (ASICH), una agrupación de corte social cristiano que buscaba organizar, defender y capacitar al obrero/a campesino/a y mantenerse lejos de la influencia de partidos políticos. De esta forma, Hurtado construyó un espacio dedicado especialmente a promover y defender derechos como la sindicalización y a promover mejoras en las condiciones laborales, contribuyendo desde la ASICH a la reforma a la ley del Seguro Obligatorio. Además, entre 1949 y 1955, la ASICH contó con un medio de comunicación que le permitió vincularse con la ciudadanía: su periódico Tribuna Sindical. Este medio se declaró a disposición de las organizaciones gremiales obreras y de empleados/as, para que expusieran sus problemas e inquietudes de orden sindical. En paralelo, Hurtado escribió “Sindicalismo” publicado en 1950, documento que se refiere a los sindicatos como un espacio fundamental para que los trabajadores y trabajadoras puedan hacer valer sus derechos.

    Alberto Hurtado fue un crítico del orden social chileno. Escribió sobre trabajo infantil y explotación de género cuando pocos/as se ocupaban de ello. La creación de la ASICH fue un reflejo del intento por cambiar las desigualdades sociales y brindarles, tanto a quienes trabajan en espacios urbanos como rurales, mayores niveles de seguridad social. Pese a los pocos años que sobrevivió la ASICH luego de la muerte de Hurtado, su legado en la defensa de los derechos laborales se ha mantenido en el tiempo. Si bien la prédica de Hurtado se dirigía a las elites, para invitarlas al ejercicio de una caridad activa; los medios de prensa que nacieron gracias a su labor, como Tribuna Sindical, contribuyeron permanentemente en los debates que, en la segunda mitad del siglo XX, acompañaron el desarrollo de una legislación estatal que cautelara los derechos de los y las trabajadores/as. Aunque en la actualidad la sindicalización aparece muy disminuida, las organizaciones de trabajadores y trabajadoras mantienen la intención de recuperar las herramientas que les permitan lograr una mayor concientización y organización para luchar por sus demandas.


    Cronología

    Descripción
    1901: Alberto Hurtado nació el 22 de enero, en Viña del Mar.
    1909: Inició sus estudios en el Colegio San Ignacio.
    1918: Entró a estudiar Leyes en la Pontificia Universidad Católica.
    1921: Presentó su memoria de Bachiller titulada “Reglamentación del trabajo de los niños”
    1923: Se recibió de abogado. Presentó la memoria “El trabajo a domicilio”. En agosto ingresó al noviciado de la Compañía de Jesús.
    1925: Abandonó Chile para continuar con su formación jesuita, pasando por Córdoba (Argentina), Barcelona (España) y Lovaina (Bélgica).
    1933: Fue ordenado sacerdote en Bélgica.
    1935: Obtuvo su título de Doctor en Educación por la Universidad de Lovania con una tesis sobre el pensamiento del educador John Dewey.
    1936: Volvió a Chile a trabajar como profesor en el colegio San Ignacio, en el Seminario Pontificio y en la Pontificia Universidad Católica.
    1941: Fue nombrado asesor de la Acción Católica. Publicó su libro ¿Es Chile un país Católico?
    1944: Fundó el Hogar de Cristo.
    1947: Viajó a Europa a las semanas sociales de París. Se reunió con el Papa Pío XII. Escribió El humanismo social y Orden social cristiano.
    1948: Fundó la Acción Sindical Chilena (ASICH).
    1949 – 1955: La ASICH publicó su periódico Tribuna Sindical.
    1952: Tribuna Sindical colabora para la reforma del Código Laboral, concretamente con la ley N° 4054, relacionada con el Seguro Obligatorio.
    1952: Su estado de salud se deterioró; se le diagnosticó un cáncer al páncreas. El 18 de agosto falleció en el Hospital Clínico de la Universidad Católica.
    1994, 16 de octubre: Fue beatificado por el papa Juan Pablo II, en la plaza San Pedro, Roma.
    2005, 23 de octubre: Fue canonizado por el papa Benedicto XVI, en la plaza San Pedro, Roma.

    Bibliografía

    Descripción
    Marro, F. Alberto: alma y calle. Santiago: San Pablo, 2013.
    Lavín, Á. Biografía y testimonios de San Alberto Hurtado. Santiago: Centro de Estudios San Alberto Hurtado de la Pontificia Universidad Católica de Chile, 2012.
    Monckeberg, G. Alberto Hurtado: apóstol de los pobres. Santiago: EDEBÉ-Editorial Don Bosco, 2011.
    Cornejo, C. Padre Alberto Hurtado: un Santo para Chile. Santiago: El Mercurio, 2006.
    Sánchez, E. Padre Alberto Hurtado Cruchaga, S.J.: la riqueza de su pensamiento: hombre, valores, educación. Santiago: Eds. Universidad Católica de Chile, 2005.

    Documentos

    FORMATODESCRIPCIÓN
    Tribuna Sindical
    Número 1 (1949)
    IR AL DOCUMENTO
    Edición especial Fue apóstol de los pobres
    Tribuna Sindical (1952)
    IR AL DOCUMENTO
    Artículo Alberto Hurtado y el mundo obrero
    José Aldunate (2002)
    IR AL DOCUMENTO
    Artículo Padre Hurtado alentó los sindicatos cristianos
    El Mercurio (1982)
    IR AL DOCUMENTO
    Artículo El padre Hurtado
    Francisco Walker (1982)
    IR AL DOCUMENTO
    Editorial Alberto Hurtado
    La época (1993)
    IR AL DOCUMENTO
    Artículo Lo dijo el padre Hurtado
    Solidaridad (1987)
    IR AL DOCUMENTO
    Artículo sobre la reforma a la ley n° 4054
    Tribuna Sindical (1952)
    IR AL DOCUMENTO

    Enlaces

    Obras Publicadas

    Descripción
    Hurtado, A. (1921). Reglamentación del trabajo de los niños. Tesis de Bachillerato no publicada. Universidad Católica de Chile, Santiago, Chile.
    Hurtado, A. (1923). El trabajo a domicilio. Tesis de Licenciatura no publicada. Universidad Católica de Chile, Santiago, Chile.
    Hurtado, A. (1935). El sistema pedagógico de John Dewey ante las exigencias de la Doctrina Católica. Tesis de Doctorado, Universidad Católica de Lovaina, Lovaina, Bélgica.
    Hurtado, A. (1936). La crisis sacerdotal en Chile. Santiago: Splendor.
    Hurtado, A. (1938). La vida afectiva en la adolescencia. Santiago: Splendor.
    Hurtado, A. (1937). La crisis de la pubertad y la educación de la castidad. Santiago: Splendor.
    Hurtado, A. (1941). ¿Es Chile un país católico? Santiago: Splendor.
    Hurtado, A. (1942). Puntos de educación. Santiago: Splendor.
    Hurtado, A. (2011). Elección de carrera, Santiago: Ediciones Fundación Padre Hurtado.
    [Año del texto original: 1943]
    Hurtado, A. (1943). Cine y moral. Santiago; Valparaíso: Editorial Splendor.
    Hurtado, A. (2013). Humanismo social. Santiago: Ediciones Universidad Alberto Hurtado.
    [Año del texto original: 1947]
    Hurtado, A. (1947). El orden social cristiano en los documentos de la jerarquía católica. Santiago: Club de Lectores.
    Hurtado, A. (1950). Sindicalismo. Historia, teoría, práctica. Santiago: Editorial del Pacífico.
    Hurtado, A. (2006). Moral social: obra póstuma de San Alberto Hurtado. Santiago: Ediciones Universidad Católica de Chile.
    Hurtado, A. (2004). Un disparo a la eternidad. Santiago: Ediciones Universidad Católica de Chile.
    Hurtado, A. (2011). La búsqueda de Dios. Santiago: Ediciones Universidad Católica de Chile.
    Hurtado, A. (2011). Una verdadera educación. Santiago: Ediciones Universidad Católica de Chile.
    Hurtado, A. (2012). Un fuego que enciende otros fuegos. Santiago: Centro de Estudios San Alberto Hurtado, Pontificia Universidad Católica de Chile.
    Hurtado, A. (2012). Un fuego para la universidad. Santiago: Centro de Estudios San Alberto Hurtado, Pontificia Universidad Católica de Chile.

    Propuesta didáctica


    En Construcción

    ¿Cómo citar?

    Los contenidos de este sitio web se puede utilizar libremente citando la fuente. Para citas en Norma APA, usar la siguiente fórmula reemplazando los datos que están entre paréntesis.

    Instituto Nacional de Derechos Humanos. (2013). Defensores y defensoras de derechos humanos. Recuperado el (día) de (mes) de (año),  de http://www.defensoresydefensoras.indh.cl