BERNARDO ARAYA ZULETA

Promotor de la sindicalización de los obreros y obreras. Luchó por mejorar los salarios de los trabajadores y trabajadoras más pobres del país y denunció sus precarias condiciones de vida.

Fuente: http://190.98.219.232/

Bernardo Araya nació el 1 de diciembre de 1911 en Tocopilla. Vivió gran parte de su vida en el norte de Chile. Su vida laboral la inició como mensajero de telégrafos y posteriormente fue trabajador ferroviario. Mientras desarrollaba esta última actividad, se destacó por sus acciones en las organizaciones obreras. El reconocimiento que logró por su labor en el campo sindical le permitió llegar a ser electo diputado de la República en dos ocasiones. Ocupando esta posición, en el contexto de una ley que relegaba a la ilegalidad a los militantes del Partido Comunista y que es conocida como “Ley Maldita”, fue tomado preso y condenado a pena de cárcel. De esta forma, su labor por los derechos de los trabajadores y trabajadoras lo sindicaron como un elemento peligroso, primero ante los ojos del gobierno del presidente Gabriel González Videla y posteriormente durante la dictadura de Pinochet. Aun estando jubilado y retirado de la política, fue detenido por agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA). Desde el 2 de abril de 1976, fecha de su detención, Araya y su esposa, María Olga Flores Barraza, figuran como detenidos desaparecidos, desconociéndose hasta el día de hoy su paradero.

A través de su actuar como líder sindical, Bernardo Araya defendió el derecho de los trabajadores y las trabajadoras a unirse y trabajar organizados/as, incluso a nivel nacional, en pro de sus demandas. Desde ese rol Araya luchó por combatir el alza del costo de la vida y por obtener mejores salarios para los obreros y las obreras, denunciando las paupérrimas condiciones de vestimenta, vivienda, salud y educación de los trabajadores y trabajadoras más pobres y sus familias. Posteriormente, utilizó las herramientas que le confería el ser miembro del poder legislativo para presentar proyectos de ley que, una vez aprobados, se tradujeron en garantías de los derechos de las clases trabajadoras.

Bernardo Araya inició su vida laboral a los 16 años, al ingresar como mensajero de Telégrafos de Chile en la ciudad de Antofagasta; sin embargo, muy prontamente cambiaría esta actividad por un oficio de ferroviario en la Compañía de Ferrocarriles de la Anglo-Chilena en Tocopilla. Fue al alero de esta ocupación que empezó su acción sindical, destacándose sus dotes como líder, por ejemplo con la fundación en 1932 de la Unión Obrera Ferroviaria. Su participación y liderazgo en el sindicalismo continuaron y ocho años más tarde Araya fue elegido dirigente provincial en la Confederación de Trabajadores de Chile (CTCH), mientras que en 1943 representó a Antofagasta en la Central Obrera. Estas actividades al interior de las organizaciones de los trabajadores y las trabajadoras, se transformaron en una plataforma que dio a conocer en forma pública su compromiso con los derechos laborales. Por ello, la ciudadanía lo eligió como representante en la Cámara de Diputados, entre los años 1945 y 1949. Es importante agregar que este tipo de derechos se planteaban ya de forma global, con el fortalecimiento de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la difusión de medidas como el salario vital, que reconocía la necesidad de asegurar ingresos que permitieran la vida digna de trabajadores y trabajadoras.

Bernardo Araya no llegó a finalizar su periodo como diputado, ya que el 23 de octubre de 1948, producto de “la Ley Maldita”, fue detenido en una reunión de la CTCH. Al año siguiente y por considerarlo una persona peligrosa para la democracia, fue desaforado, sometido a juicio y condenado al encarcelamiento. Luego de pasar tres años preso, en 1952, Araya fue puesto en libertad, gracias al indulto presidencial de Carlos Ibáñez del Campo. Esta experiencia no impidió que Bernardo Araya siguiera luchando por los derechos laborales, y que se presentara nuevamente como candidato a diputado, siendo electo para el periodo entre 1961 y 1965. A través de sus propuestas que se transformaron en ley, logró mejorar condiciones en el trabajo relacionados al pago de las horas extra y a la indemnización por despido de los trabajadores y trabajadoras. También abogó por la liberación de ciertos pagos a la Central Única de Trabajadores y contribuyó a que se le otorgara personalidad jurídica a torneros, matriceros, fresadores y similares.

Bernardo Araya Zuleta intentó llevar al país hacia mayores niveles de equidad, fundamentalmente a través de la unión sindical y la mejora de lo que él consideraba fundamental: el salario de los trabajadores y trabajadoras. Estas luchas hoy se enmarcan en derechos laborales, reconocidos internacionalmente, tanto por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) como en diversos pactos que reconocen el derecho a sindicalización y a una remuneración justa. Por lo mismo, en la actualidad los trabajadores/as organizados/as mantienen entre sus reivindicaciones aspectos similares a los relevados por Bernardo Araya a través de su vida: el aumento del costo de la vida obliga a la discusión conjunta entre organizaciones obreras, empresarios y Estado en torno al monto del salario mínimo. Sin embargo, los bajos sueldos no son la única deuda que mantiene la sociedad con los trabajadores y trabajadoras. La precarización laboral hace necesario debatir hoy sobre la desprotección en la que se encuentran los trabajadores y trabajadoras a honorarios, además de otros aspectos como la discriminación de ingreso por género y la escasa promoción que tiene la organización sindical en los lugares de trabajo. Todo lo anterior debe recordarnos que dentro de los derechos humanos básicos, que el Estado está encargado de proteger, se cuenta el derecho a una justa remuneración y unas condiciones de desempeño laboral dignas para todos los trabajadores y trabajadoras.

1911 Nació el 1 de diciembre en Tocopilla.
1927 Trabajó como mensajero de Telégrafos de Chile en Antofagasta y posteriormente en la Maestranza del Ferrocarril de la Anglo-Chilena en Tocopilla.
1932 Creó la Unión Obrera Ferroviaria.
1932 – 1938 Perteneció al Sindicato Industrial de la Unión Obrera Ferroviaria.
1936 Ingresó al Partido Comunista en Antofagasta.
1938 – 1940 Fue dirigente provincial de la Central de Trabajadores de Chile, CTCH.
1940 Realizó un curso sobre economía marxista en el Partido Comunista.
1940 Fue nombrado Secretario Provincial por Antofagasta de la CTCH.
1943 Fue dirigente nacional de la Central Obrera y elegido delegado de Antofagasta en Santiago.
1945 – 1949 Se desempeñó como diputado por la Segunda Agrupación Departamental “Antofagasta, Tocopilla, El Loa y Taltal” y participó en la Comisión de Trabajo y Legislación Social.
1946, 29 al 31 de marzo Participó en la 2° Conferencia Nacional de la CTCH, mientras se desempeñó como su Secretario interino.
1948, 3 de septiembre Fue aprobada la Ley por la Defensa de la Democracia, también conocida como “Ley Maldita”, que dejaba en los marcos de la ilegalidad cualquier tipo de adscripción al Partido Comunista.
1948, 23 de octubre Fue detenido en una reunión de la CTCH en Concepción.
1949, 4 de enero Fue desaforado y condenado a las penas de cárcel y relegación por oficio de la Corte de Apelaciones de Concepción.
1952 Salió en libertad desde la Cárcel Pública de Santiago gracias a un indulto presidencial.
1961 – 1965 Fue reelecto diputado por la Séptima Agrupación Departamental “Santiago” e integró la Comisión Permanente de Trabajo y Legislación Social.
1961 Fue miembro de la Comisión Especial de la Central Única de Trabajadores, CUT.
1963 Junto con los diputados Lorca, Barra y Oyarzún presentó un proyecto de Ley, que no llegó a concretarse, para crear juntas nacionales de salarios para tratar los conflictos colectivos por rama Industrial.
1964 Presentó, junto con otros diputados, la Ley N° 15.699 que modificó en el Código del Trabajo la extensión del plazo de prescripción para cobrar horas extraordinarias.
1965 Presentó, junto con otros diputados, la Ley N° 16.350 que modificó en el Código del Trabajo, lo relativo a la indemnización que los empleadores deben pagar a los obreros al poner fin a sus servicios.
1965 Presentó, junto con otros diputados, la Ley N° 16.288 que dio beneficios por la liberación de pagos a la Central Única de Trabajadores.
1966 Presentó, junto con otros diputados, la Ley N° 16.469 que otorgó calidad jurídica a los torneros, matriceros, fresadores y similares.
1976, 2 de abril Fue detenido junto a su esposa María Olga Flores Barraza por agentes de la DINA en Quintero, Región de Valparaíso. Hasta el día de hoy ambos figuran como detenidos desaparecidos.
Álvarez, R. (2009). Redes políticas y militancias: la historia política está de vuelta. Santiago: Ariadna Ediciones.
Benavente, A. (1984). Partido Comunista y sindicalismo politizado: una estrategia de supervivencia. Santiago: CEP.
Dinamarca, M. (1993). El Programa sindical de los socialistas chilenos. Santiago: Génesis.
Lira, E. y Lovemann, B. (2014). Poder judicial y conflictos políticos (Chile: 1925 – 1958). Santiago: LOM.
Barria, J. (1971). Historia de la CUT. Santiago: Ediciones Prensa Latinoamericana.
Barría, J. (1978). El Sindicalismo. Fuerza Social Chilena. Santiago: Universidad de Chile.
Informe Unidad sindical y lucha ideológica
Bernardo Araya Zulueta (1959)
VER DOCUMENTO
Discusión Parlamentaria de la Ley N° 15.699
Cámara de Diputados (1964)
VER DOCUMENTO
Discusión Parlamentaria de la Ley N° N° 16.350
Cámara de Diputados (1965)
VER DOCUMENTO
Folleto ¿Por qué salimos a la calle el 21 de mayo de este año?
Confederación de Trabajadores de Chile (1940)
VER DOCUMENTO
Memoria Viva: Datos de su detención por la DINA
VER ENLACE
Interac: Datos de su detención por la DINA
VER ENLACE
Memoria Chilena: Documento: Bernardo Araya Zulueta (1946): Una CTCH Unida combatiendo en defensa de la clase obrera y del pueblo
VER ENLACE
Links que deriva a las leyes en las que Bernardino participó en su creación:
VER LEY N° 15.699
VER LEY N° 16.350
VER LEY N16.288
VER LEY N° 16.469
Memoria Chilena: Sitio de descarga de la tesis de grado de Mario Garcés, “Movimiento obrero en la década del treinta y el frente popular”. Su trabajo, es un buen contexto de la época que vivió Bernardo Araya
VER ENLACE
Memoria Chilena: Sitio de descarga del libro de Jorge Barria, “El Movimiento Obrero Chileno”.
VER ENLACE

Los contenidos de este sitio web se puede utilizar libremente citando la fuente. Para citas en Norma APA, usar la siguiente fórmula reemplazando los datos que están entre paréntesis.

Instituto Nacional de Derechos Humanos. (2013). Defensores y defensoras de derechos humanos. Recuperado el (día) de (mes) de (año), de https://www.defensoresydefensoras.indh.cl