• A A A C
  • Clotario Blest Riffo

    Biografía

    clotario_blest

    Fuente: www.fundacionsol.cl

    Defensor y promotor de los derechos de la clase trabajadora, luchó por la sindicalización del sector público y la unión y organización entre los trabajadores y trabajadoras a nivel nacional.

    Clotario Blest Riffo nació en Santiago el 17 de noviembre de 1899. Durante su etapa escolar, recibió una formación católica proveniente del Seminario Pontificio de Santiago, donde conoció al Padre Fernando Vives, sacerdote jesuita, conocido por su preocupación por los/as trabajadores/as más pobres, quién lo influenció al momento de comprender el rol activo que debían tener los y las católicos/as en las luchas sociales. Blest inició su vida adulta trabajando como funcionario público en la Tesorería General de la República. Desde ese rol tomó conciencia de las carencias que experimentaban sus compañeros/as de trabajo, quienes no tenían instancias de organización y de canalización de sus demandas laborales. Por esto, Clotario Blest trabajó para la formación de un sindicato de funcionarios/as públicos/as y posteriormente se preocupó de unificar a los/as trabajadores/as organizados/as del país. Por esta causa siguió luchando, incluso durante la dictadura encabezada por Augusto Pinochet. Clotario Blest falleció en la ciudad de Santiago, el 31 de mayo de 1990.

    A través de su rol como dirigente movilizó a los trabajadores y las trabajadoras en pro de sus demandas, utilizando los medios que le proporcionaba la asociación gremial, como por ejemplo las negociaciones colectivas, el recurso de la huelga y otras protestas pacíficas para lograr su cometido. Del mismo modo, a través de sus columnas de opinión en la prensa, luchó por la unión entre los trabajadores y las trabajadoras, además visibilizó y apoyó sus demandas, como por ejemplo el aumento salarial. La trascendencia de su actuar radica en que llevó a cabo su labor en un contexto donde los funcionarios públicos y funcionarias públicas no tenían posibilidad de organizarse. Además, durante la primera mitad del siglo XX, el contexto político era, por lo general, reticente a acoger las demandas de los/as trabajadores/as organizados/as. Algunos sectores, por ejemplo, consideraban las huelgas elementos de desorden social.

    Mientras se desempeñaba como empleado público en la Tesorería General de la República, en la década de 1920, Clotario Blest comenzó a participar en distintas agrupaciones sindicales ligadas a la Iglesia Católica que incentivaban la unión de los trabajadores y las trabajadoras a través de los sindicatos. Influenciado por ellas, organizó en 1934 la Asociación Deportiva de Instituciones Públicas (ADIP). Luego de ello, en 1939, promovió la creación de la Asociación de Empleados de Tesorería. Sin embargo, la figura de Blest alcanzó importancia nacional cuando logró constituir, en 1943, la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF). La importancia de la creación de la ANEF radica no sólo en la posibilidad que se abría para que los funcionarios y funcionarias pudieran organizar sus demandas, sino que además, fue relevante ya que, antes de las gestiones de Blest, no existía una asociación de los empleados y empleadas fiscales. Blest logró que ellos se unieran aunque la ley no les permitía la sindicalización.

    Por todo lo anterior, los mismos trabajadores y trabajadoras le confirieron en 1952 la misión de convocar un congreso para la unidad de los sindicatos. El congreso, realizado al año siguiente, logró aglutinar a los asalariados organizados del país en la Central Única de Trabajadores (CUT). Desde sus orígenes y hasta 1962, Blest ejerció la presidencia de la CUT. Bajo su liderazgo, la CUT organizó diferentes huelgas generales, como por ejemplo: el paro general de mayo de 1954, el paro general del 7 de julio de 1955 y el paro del 9 de enero de 1956. Las paralizaciones buscaban lograr mejoras en las condiciones laborales y revitalizar la fuerza de la clase trabajadora. Durante la dictadura de Augusto Pinochet, y específicamente, luego de la elaboración del Plan Laboral de 1979, Blest criticó la anulación de los derechos sindicales y aseguró que lo único que se pretendía era dividir a los trabajadores y trabajadoras. Durante este mismo periodo, Blest refundó el Comité de Defensa de los Derechos Humanos, abogando por actos no violentos. Acogió a las víctimas en su hogar, pidió la libertad de presos políticos y el regreso de exiliados, ayudó a salir del país a perseguidos políticos y escribió cartas a autoridades y organismos no gubernamentales para denunciar las violaciones a los derechos humanos en Chile. En reconocimiento por estas labores, en 1980, el gobierno y el parlamento de Alemania Occidental lo patrocinaron para obtener el premio nobel de la Paz.

    En la actualidad el legado de Blest, materializado en la ANEF y la CUT, continúa entregándoles a trabajadores y trabajadoras una plataforma a través de la cual exponer sus demandas. Sin embargo, en el presente, quienes trabajan en el sector público critican la precariedad e inestabilidad laboral que vivencia la mayoría de ellos/as. Por esto, una de sus demandas actuales es el fortalecimiento de la carrera funcionaria que, aunque es reconocida constitucionalmente, en la práctica va en retirada. Al mismo tiempo, piden que se reconozca el derecho a huelga (hoy penalizada en el sector público) y el derecho a la negociación colectiva. La CUT, por su parte, mantiene afiliados a un 28,3% de los sindicatos del país. Esta situación refleja la necesidad de crear políticas que incentiven no sólo la organización sindical, sino además la afiliación a las centrales existentes.


    Cronología

    Descripción
    1899, 17 de noviembre: Clotario Blest nació en Santiago.
    1922: Entró a trabajar como empleado público en la Tesorería General de la República
    1920: Comenzó a asistir a la charlas del político Luis Emilio Recabarren.
    1934: Organizó la Asociación Deportiva de Instituciones Públicas (ADIP)
    1939, 27 de abril: Creó la Asociación de Empleados de Tesorería.
    1943: Formó la Federación de Trabajadores del Estado.
    1943: Fundó la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF). Se desempeñó como Presidente de esta durante 15 años.
    1952, 1 de mayo: Fue nombrado Secretario de la Comisión encargada de convocar el Congreso de la Unidad de las organizaciones de trabajadores existentes hasta la fecha.
    1953, 12 – 15 de febrero: Se realizó el congreso que logró la unidad de los trabajadores chilenos con la fundación de la Central Única de Trabajadores (CUT).
    1953 - 1961: Ejerció la presidencia de la CUT.
    1954, mayo: Se organizó el paro general de trabajadores que logró la libertad de Blest, encarcelado varias veces bajo el gobierno de Carlos Ibáñez del Campo
    1955, julio: Lideró la organización del paro general. Este fue reconocido como una de las huelgas más masivas contra el gobierno de Carlos Ibáñez del Campo.
    1956, 9 de enero: Convocó un nuevo paro general que terminó con Blest otra vez encarcelado y relegado a la comuna de Molina en la provincia del Maule.
    1961, agosto: Dejó la presidencia de la CUT.
    1970 – 1973: Criticó la desunión que visibilizaba entre los trabajadores durante la Unidad Popular.
    1974: Participó en la fundación de la Agrupación de Detenidos Desaparecidos en defensa de las víctimas de la dictadura militar.
    1976: Refundó el Comité de Defensa de los Derechos Humanos (creado en 1970), que pasó a llamarse Comité de Defensa de los Derechos Humanos y Sindicales (CODEHS).
    1977: Protagonizó una serie de irrupciones a los Tribunales de Justicia para denunciar el terrorismo de Estado.
    A partir de 1979: Criticó el Plan Laboral de Gobierno y denunció que la dictadura militar pretendía dividir a los trabajadores.
    1979, 25 de febrero: Junto a la Agrupación de Familiares de Detenidos-Desaparecidos participó en la romería a Lonquén por los campesinos asesinados en 1973.
    1979, 18 de abril: Junto a la Agrupación de Familiares de Detenidos-Desaparecidos participó en la encadenamiento en las rejas del Ministerio de Defensa.
    1980: El gobierno y el parlamento de Alemania Occidental lo patrocinaron al Premio Nobel de la Paz por su defensa de los DDHH.
    1981, 11 de marzo: Escribió una carta al Cardenal Silva Henríquez para solicitar la suspensión del Te Deum para evitar la legitimación del régimen.
    1990, 31 de mayo: Falleció en la ciudad de Santiago.

    Bibliografía

    Descripción
    Echeverría, M. (1993). Antihistoria de un luchador. Santiago: LOM Ediciones.
    Echeverría, M. (2006). Clotario Blest. Visiones actuales de un libre-pensador. Santiago:Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.
    Salinas, M. (1980). Clotario Blest. Santiago: Vicaria de la pastoral obrera.

    Documentos

    FORMATODESCRIPCIÓN
    Artículo La unidad de la clase trabajadora
    Clotario Blest (1957)
    IR AL DOCUMENTO
    Artículo Unidad de los trabajadores
    Clotario Blest (1957)
    IR AL DOCUMENTO
    Artículo Los Salarios y los sueldos dentro de nuestro régimen económico
    Clotario Blest (1958)
    IR AL DOCUMENTO
    Artículo La sindicalización y el sector público
    Clotario Blest (1958)
    IR AL DOCUMENTO

    Enlaces


    Propuesta didáctica


    En Construcción

    ¿Cómo citar?

    Los contenidos de este sitio web se puede utilizar libremente citando la fuente. Para citas en Norma APA, usar la siguiente fórmula reemplazando los datos que están entre paréntesis.

    Instituto Nacional de Derechos Humanos. (2013). Defensores y defensoras de derechos humanos. Recuperado el (día) de (mes) de (año),  de http://www.defensoresydefensoras.indh.cl