• A A A C
  • Carlos Henríquez Martínez


    Seleccionado 2016


    La imagen muestra a un hombre adulto sentado sobre una silla de escritorio al interior de una oficina, uno de sus brazos se apoya al costado de la silla y a su espalda se deja ver la persiana en la ventana, además levemente la pantalla de su computador, un teléfono y algunos objetos de escritorio. Viste un traje gris, camisa blanca y corbata roja con líneas azules. Tiene el cabello oscuro y un bigote medianamente canoso. Su frente es amplia y calva, tiene puestos unos anteojos de marco fino y mira directamente al objetivo de la cámara, con una expresión tranquila y profunda.

    La foto y datos de la biografía fue proporcionada por la organización que presentó la candidatura.

    Defensor y promotor de los derechos humanos de las personas privadas de libertad y del acceso a la justicia.

    Carlos Henríquez Martínez nació en Valparaíso el 4 de noviembre de 1949, en el seno de una familia obrera porteña. Es abogado por la Universidad de Chile (sede Valparaíso), titulado en 1977.

    Militante del Partido Socialista, conoció diversas realidades sociales en la cuidad puerto, y llegado el golpe de Estado, es detenido en octubre de 1973 para ser trasladado a la Cárcel de Valparaíso y deambular luego por distintos centros de detención del país hasta 1975.

    Su labor en derechos humanos comienza siendo preso político y en permanente apoyo a personas privadas de libertad. Creó un consultorio jurídico al interior de la cárcel con el que ayudó a preparar estrategias de defensa a detenidos que debían prestar declaración o comparecer en consejos de guerra; apoyó a presos comunes, con la convicción de que garantizar los derechos y la dignidad humana, era un valor que había que defender.

    En 1983 colaboró con la Comisión de Derechos Humanos de Valparaíso y entre 1994 y 2000 trabajó en consultorios de la Corporación de Asistencia Judicial. En 2000 ejerció como defensor en Ovalle, un año después ingresa a la recién creada Defensoría Penal Pública, destacando su participación en la generación del sistema de defensa penitenciario.

    Hasta hoy brinda apoyo desinteresado a familias de escasos recursos y personas privadas de libertad, Del mismo modo, ha tenido una activa participación como voluntario en el Hogar de Cristo y ha asumido la defensa de estudiantes en comisarías, además de asesorar a organizaciones de estudiantes y de derechos humanos.