MADELINA ARANEDA GALLARDO

Defensora del derecho a verdad, justicia y reparación

Nacida en 1946 en la localidad de Corral, Región de Los Ríos, es una incansable dirigenta social reconocida y destacada por su trabajo territorial con diversas organizaciones culturales, deportivas y gremiales. Sufrió los embates de la dictadura cívico militar tras la desaparición de quien fuera su marido, Alfonso Araya Castillo, formando parte de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos e iniciando un trabajo junto a la Vicaría de la Solidaridad. Desde entonces ha mantenido una férrea labor por la defensa de los derechos humanos, la demanda de verdad, justicia y reparación a las víctimas y la preservación de la memoria histórica. 

Tras la desaparición de su marido, en 1978, inició la primera huelga de hambre en demanda de justicia, y formó la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos de Concepción, apoyando en forma permanente a otras familias en su misma situación, en localidades como Lonquén, Laja, San Rosendo y Pisagua. Lo anterior mediante acciones concretas de activismo en esta materia, tales como mesas redondas, espacios de diálogo, reflexión y denuncia, “volanteos” para informar a la comunidad, cartas a autoridades, marchas y ejercicio de la protesta pacífica. En tales acciones, participó en la Federación Latinoamericana de Asociaciones de Familiares de Detenidos Desaparecidos (FEDEFAM), siendo parte de un trabajo mancomunado a nivel internacional en materia de derechos humanos, desde la demanda de las y los familiares.  

Su trayectoria también se relaciona a múltiples acciones de preservación de la memoria histórica en relación a las violaciones a los derechos humanos durante la dictadura cívico militar en Chile, mediante el trabajo en formas de reparación simbólica y el surgimiento de memoriales en homenaje a las víctimas. Entre ellos se cuentan el memorial “Ronda de la Unidad” (Universidad de Concepción, 1993); “Memorial del Detenido Desaparecido y Ejecutado Político” (Santiago, 1993). Su trayectoria ha sido reconocida a nivel nacional e internacional, recibiendo el premio “Mujer destacada en Derechos Humanos” en 2020, por parte de la Municipalidad de Concepción.